Pastor Alemán: Características, Historia y Alimentación

El pastor alemán es uno de los perros que, a grandes rasgos, resulta ser de los más reconocidos por ser el guardián por excelencia. Bien sea por películas o por los policías en la calle, no se encontrará un mejor perro guardián que este. Vale destacar que no es el único aspecto resaltante de ellos, encontrando así diferentes características que vale la pena conocer y detallar.

Pastor alemán – Razas de perros – Características y personalidad

El pastor alemán es un perro bastante cálido y tranquilo que mantendrá seguro a todos los que considere su manada. Es un perro que no le teme a nada y que se siente seguro de sí mismo en términos generales, además de ser robusto y flexible con una apariencia ligeramente alargada. Cuenta con una musculatura grande adicionando que también cuenta con un pelaje liso muy poblado con tonalidades de color negro en forma de manto y marrón.

Características del Pastor alemán

En cuanto al tamaño del pastor alemán se refiere, se puede decir que estos pueden llegar a medir de 55 cm a 65 cm de alto, con un peso que oscila los 30 y 40 kg. Siendo siempre los machos superiores tanto en tamaño como en peso. La esperanza de vida del pastor alemán alcanza entre los 14 y 15 años, por lo que tendrás un perro que te acompañará una parte muy prolongada de tu vida.

Algo que resalta mucho del pastor alemán son sus distintivas orejas rectas de tamaño mediano, mismas que se encuentran abiertas hacia adelante y que son por demás puntiagudas. ¡Puedes reconocer a un pastor alemán por sus orejas!

Historia de El Pastor Alemán

La historia del Pastor alemán remonta sus orígenes a finales del siglo XIX en Alemania, siendo el perro predilecto para el cuidado de grandes rebaños en contra de los lobos. La forma física de este canino de Alemania, se obtiene por el cruce de varios perros de la Alemania de esa época, siendo usado para la tarea anteriormente mencionada gracias a su temperamento calmado y la cautela con la cual hacía su trabajo.

Pastor Alemán

Un dato curioso de la historia de los pastores alemanes es que se fundó un club en su nombre en 1899, siendo una asociación dedicada a contemplar y a preservar esta raza de perro tan particular. Ello promocionó la popularidad de esta raza que, después de 1900 empezó a repartirse alrededor del mundo.

Después de muchos años, tras el inicio de la segunda guerra mundial, el pastor alemán comenzó a ser utilizado como perro de rastreo e incluso después de un tiempo comenzó a ser utilizado por la policía por sus cualidades de inteligencia y casería. Esto demuestra de manera indudable que los pastores alemanes son un ideal de perro que hasta las mismas personas deberían emular de vez en vez.

Entrenamiento especial del Pastor Alemán

Uno de los aspectos más curiosos de la historia del pastor alemán no es otro más que el que se asocia con el deporte conocido como Schutzhund. Este mismo, tenía como objetivo entrenar al Pastor alemán de forma estándar, midiendo cuál era su disposición para el trabajo y qué tan adecuada era su relación con su dueño.

Entrenamiento del Pastor alemán

El fin principal de este entrenamiento era preservar las cualidades propias de un Pastor alemán, derivando en el deporte anteriormente mencionado en donde participan todas las razas que requieran una prueba de trabajo. En años recientes, la raza con mayor predominación en este deporte es el Pastor belga.

Temperamento del pastor alemán

Esta raza de perro grande destaca por tener uno de los temperamentos más obedientes. Al ser criado y asociado a tareas de investigación como policías, bomberos, perro guardián y demás, este trae consigo un temperamento bastante atento y dispuesto a ayudar al mismo tiempo que cuentan con un alto nivel de enfrentamiento y defensa ante cualquier ataque.

Vale mencionar que los pastores alemanes son los perros con mayor inteligencia y nivel de obediencia  que puedes encontrar, siendo lo más interesante de todo que siempre estarán alertas ante cualquier situación que pueda estar ocurriendo a su alrededor. Por esta razón es que son mejores en espacios abiertos, pudiendo desplazarse y hacer sus labores con mayor comodidad.

Es recomendable acotar en este apartado que el pastor alemán ha de ser adquirido por buenos criadores, ya que estos son los que te garantizan una crianza primaria de excelente y acorde para desarrollar todas las habilidades propias del animal. En caso contrario, es muy probable que el temperamento del pastor alemán sea muy nervioso y alarmista, teniendo pocas dotes para socializar que sería lo opuesto a lo ideal.

De hecho, aunque no lo parezca, los pastores alemanes son muy sociables si se les enseña realmente a serlo desde muy jóvenes, siendo necesario que estén expuestos a otra clase de perros para que no tienda a estar sobreprotegido, aunque ello ya entra en el terreno de los cuidados necesarios para los pastores alemanes.

Cuidados necesarios para el pastor alemán

Si tu meta es tener uno de estos perros es importante que estés chequeando constantemente su salud y fechas de vacunación ya que son muy propensos a sufrir de moquillo. No te darán mayores problemas pero si resalta que en algunos casos pueden sufrir grandes enfermedades como la displacía de cadera. Si notas que está caminando de una manera extraña o ya no quiere correr, es importante llevarlo a un veterinario para chequear su estado.

Cuidados del Pastor Alemán

La raza del pastor alemán necesita realizar mucha actividad física para mantenerse en forma y no decaer, por lo que no se recomienda tener uno si vives en espacios pequeños o muy cerrados. Destaca también que no debe bañarse frecuentemente en vista de que podría dañar su pelaje y generarle problemas cutáneos.

En cuanto a la alimentación del pastor alemán se recomienda utilizar piensos de base natural en medidas moderadas, ya que podrían sufrir de sobre peso o comenzar a padecer de enfermedades estomacales crónicas como la diarrea y problemas gástricos en general.

Alimentación del Pastor alemán

Para el mantenimiento cotidiano de un pastor alemán es indispensable peinar frecuentemente, eliminando así todo el pelo muerto que suele acumularse en ciertas zonas del canino como el cuello y la parte del lomo. La frecuencia de esta tarea permitirá mantener un pelaje suave y saludable.

De entre los mejores perros guardianes que existen, no cabe duda que el Pastor alemán sigue estando a la cabeza. ¿Piensas adoptar un Pastor alemán después de saber todo sobre ellos?

Reply