Bulldog francés, Características, Historia, Alimentación

Entre tantas razas de perros, los bulldog franceses son de las más conocidas y más leales que puedes encontrar. Gracias a su tamaño y temperamento amigable, serán mascotas ideales para estar en casa como acompañantes. Conoce a detalle todo lo relacionado con ellos y evalúa la posibilidad de tener alguno.

Bulldog francés, características de esta Excelente Mascota

Es fácil poder reconocer a un bulldog francés gracias a que son bastante curiosos. Cuentan con un tamaño de entre 30 y 50 cm de altura para ambos sexos y son de cuerpo robusto. Además, tienen una cabeza bastante ancha y un hocico corto que le da una apariencia bastante amigable.

Su peso naturalmente oscila entre los 8 kg y 14 kg respectivamente y gracias a todas estas características es considerado un perro de raza pequeña. En cuanto a su pelaje, el mismo es de pelo corto y con colores dobles que pueden ir de marrón a blanco, negro o blanco y de marrón a negro o blanco.

Características del Bulldog francés

Una de las características más resaltante de un bulldog francés es que poseen un sonido respiratorio bastante singular, debido a que son perros con una tráquea muy angosta que les dificulta respirar.

Está raza destaca principalmente por ser familia del bulldogs inglés, el Boxer, el Pequinés y el Pug Carlino. Una mezcla que sin duda hasta hoy en día resulta ser bastante conocida y de las más queridas.

Vale destacar que la esperanza de vida puede variar mucho dependiendo del cuidado y el estilo de vida que lleva. Está pequeña raza francesa de perros puede incluso llegar a vivir hasta 14 años si se toman en cuenta dos cuidados básicos y esenciales: Alimentación y espacios de recreación.

Historia y origen del Bulldog Francés

Como ya se mencionó con anterioridad, el Bulldog de Francia es pariente cercano del Bulldog inglés, encontrando así que su origen se remonta a la antigua Grecia y al imperio romano, lugar de donde esta clase de perros dogos suelen proceder.

Es más que probable que la raza sea una mezcla entre diversos cruces entre toy Bulldog que fueron vendidos a Gran Bretaña con muchos otros perros locales de la región.

Bulldog Francés

En sus inicios, el Bulldog francés era un perro de pueblo, siendo tanto los carniceros como los cocheros los que tenían como mascota a este peculiar canino. Sin embargo, con el tiempo pasó a formar parte de la alta sociedad, siendo presumido como si bien se tratase de una obra de arte, gracias en gran medida a su aspecto tan único como singular. ¡Ello solo se acentuó más por su buen carácter!

Conoce el temperamento del bulldog frances

Por lo general, el bulldog francés cuenta con un temperamento bastante dócil y amigable. Les encanta jugar y estar en compañía de las personas, por lo que resulta ser perfecto para los niños y personas mayores. Un perro de Francia que sin duda puedes llevar a pasear y estar largas horas con el, compartiendo de su compañía sin ningún tipo de inconveniente ya que les encanta.

Es importante también entender que este carácter dependerá mucho de la crianza que se le otorgue al canino de Francia, influyendo también en gran medida el comportamiento que pudiesen haber tenido sus padres.

Nutrición específica para Bulldog Francés

Lo mejor para alimentar a un bulldog francés es brindarle una comida variada y de calidad, llena de muchos alimentos naturales ya que estos evitan las alergias. No proporcionar alimentos muy procesados y algunos vegetales como chocolate o cebolla. A veces incluso los cereales o el pollo pueden resultar contraproducentes por lo que es importante poder evaluar estos aspectos también.

Alimentación del Bulldog francés

Higiene y cuidados del Bulldog francés

Como perro de cabello corto se resalta el hecho de que no es necesario estarle peinando todo el tiempo ni bañando. Esto se debe a que los perros de estas especies si se bañan muy seguido perderán su grasa corporal haciendo mucho daño en la piel.

Cuidados del Bulldog Francés

Es importante también utilizar un peine adecuado para eliminar todo aquel pelo muerto del Bulldog francés de su cuerpo y que no esté regado por toda la casa. De esta forma no solo mantendrás la higiene en el hogar sino que además podrás mantener la salud. Incluso, las zonas en donde se encuentran los pliegues deben mantenerse siempre secas, sobre todo en la parte del lagrimal y debajo de la cola.

Más de los cuidados del Bulldog francés incluyen:

  • Cepillado de 2 a 3 veces por semana.
  • Mantenimiento correcto de todas las vacunas para Bulldog Francés.
  • Aplicar jabón una sola vez al momento de bañar a tu mascota. Haz de entender que esta raza de perro cuenta con un 30% más de grasa que el resto de los perros convencionales, razón por la cual producirá mucho más sudor y, por consiguiente, olerá mal la mayor parte del tiempo.

Consejos al adquirir un bulldog francés

Lo más importante y que muchas veces dejamos de lado cuando adquirimos un bulldog francés es que debemos evaluar si su temperamento y forma se adapta con nuestro estilo de vida. También, resulta ser un factor clave la alimentación que le demos y el cuidado médico regular, así como la ingesta de vitaminas.

consejos del Bulldog francés

La mayoría de los bulldog franceses suelen tener problemas respiratorios por su morfología por lo que es común que sufran de alergias. Para esto siempre se requerirá tener ciertos antialérgicos que puedan ayudarle a calmar los síntomas. Además de ello será necesario utilizar un pienso que sea hipo-alergénico para que puedan sentirse más a gusto en todo momento.

Cuando vamos a adquirir uno, siempre es recomendable contar con varias opciones y una de ellas es la adopción de un bulldog francés. Está es una buena forma de ayudar a esos perritos que se encuentran sin hogar. En cambio puedes evaluar con diferentes lugares si deseas adquirir uno.

Lo más importante siempre es que cuenten con una certificación. Esto te permitirá tener una seguridad y garantía respecto a los cuidados y estatus de salud que posee el bulldog francés al momento de la adopción. 

Ten presente también que estos perros pueden resultar ser un poco testarudos cuando se les quiere enseñar trucos o adiestrar en términos generales, pudiendo ser necesario contar con un bozal para perros braquicéfalos que te ayude a obtener mejores resultados.

¿Listo para adoptar un Bulldog francés?

Reply