Saltar al contenido

¿Por qué los Perros Comen Pasto?

Existe una inmensa posibilidad de que alguna vez hayas visto a un perro comer pasto, césped o hierba, o si tienes uno de seguro en algún momento cuando sale al jardín o a pasear al parque este se detiene a oler el césped y de repente comienza a mordisquearlo y comerlo ya sea delicadamente o desesperadamente como toda una cabra.

Esa manía de masticar y comer pasto por parte de los caninos es algo que puede resultar inquietante para nosotros, comienzas a preguntarte, si tiene hambre, si no le has dado de comer lo suficiente o si incluso será normal.

Perros con pasto

Mi perro come pasto ¿Por qué lo hace?

Cuando un perro comienza a comer cosas que no son su habitual alimento, se le conoce técnicamente con el término de picar, esto puede ser un trastorno. Muchas veces el que tu canino pique, puede ser signo de que tiene algún déficit en su alimentación, o simplemente puede que esté aburrido y lo haga como una forma de distraerse, esto es mucho más habitual en perros jóvenes y cachorros. De hecho, esta actitud de pastorear es considerada bastante normal por parte de los veterinarios.

Hay algunas investigaciones y estudios que dicen que al menos un 68 por ciento de los caninos comen pasto frecuentemente, sin embargo, no se han realizado suficientes investigaciones como para determinar una causa especifica de esta actitud. Aun así, existen algunas teorías bastante lógicas que buscan la explicación de esto.

Comer pasto como una forma de purgarse

Existen varias razones o teorías del porqué los perros ingieren pasto. La que es más popular entre las personas es que los perros comen pasto para purgarse o limpiarse. Es decir, lo comen en momentos en los que sienten algún malestar estomacal ocasionado por algún alimento que les cayó mal o por posibles parásitos.

Al consumir pasto, estos se pueden inducir el vómito, para aliviar así el malestar que tengan. Es esta una explicación a la ingesta compulsiva de pasto por parte del perro, se dice que es algo instintivo, pues, con el pasto se irritan las paredes del estómago, aumentando los ácidos gástricos hasta ocasionar el vómito para poder expulsar lo que les cayó mal.

¿Déficit de propiedades nutricionales?

Otra de las teorías que existen es que los perros consumen pasto como una forma de satisfacer sus necesidades nutricionales, pues, expertos aseguran, que estos comen el pasto como una forma de ingerir ciertos nutrientes que tal vez en su dieta habitual sean deficientes.

Esta teoría es totalmente válida para con los lobos, ya que estos tienen una dieta basada solamente en el consumo de carnes, pero, aun así, esta no es capaz de darles todos los nutrientes que necesitan, es por ello que estos tienden a comer el contenido del estómago de sus presas, que por lo general consumen plantas y frutas. Con esto se podría decir que balancean su alimentación.

Sin embargo, en el caso de los perros que tenemos en casa, esto no tendría mucha validez, si bien hay muchos especialistas que aseguran que la ingesta de pasto es una forma de compensar algún déficit de nutrientes que el perro posea, existen algunos estudios que demuestran que, aun teniendo una dieta totalmente equilibrada, los perros consumen pastos. Por ende, no podemos asociar la ingesta de pasto con un déficit de nutrientes en los caninos. Quizá solamente disfruten del sabor de este.

Tienen hambre

En la actualidad hay estudios que demuestran que el comportamiento de ingerir pasto en los perros, está estrechamente relacionado con el hambre, es decir, si el perro tiene hambre es más probable que proceda a comer pasto. Esta es una teoría muy lógica, que explica esta actitud en los caninos, la realizan porque tienen ansiedad y desean comer, porque no se sienten totalmente saciados y buscan estarlo.

Natural de los perros comer pasto
Cavalier King Charles Spaniel

Comer pasto es un comportamiento natural en los perros

No es secreto que los cánidos silvestres como los lobos, ingieren de manera habitual pastos, hiervas y algunos otros vegetales, por ciertas razones. Por lo que los perros al ser descendientes de estos poseen muchísimas actitudes semejantes a estos. Y se podría decir que el consumo de pasto es uno de esos comportamientos heredados.

Los perros se sienten muchas veces tentados por el pasto, su sabor y textura a la gran mayoría les agrada, y por ello no dudan en probarlo cuando lo desean y tienen la oportunidad. De hecho, hay perros que con constante acceso al césped dedican unos pocos minutos por día a hacerlo.

Esta teoría es una de las más aceptadas y lógicas a la hora de explicar el extraño gusto de los perros por el pasto, este es un comportamiento totalmente natural y heredado. Sin embargo, debes saber que los perros pueden desarrollar un trastorno obsesivo con esto, claro, no es algo muy común, pero puede pasar.

¿Debo dejar a mi perro seguir comiendo pasto?

Con lo anteriormente dicho, ya estas al tanto de que el que tu perro coma pasto es un comportamiento totalmente normal y natural, es algo que muchas veces tu perro disfruta hacer, porque le agrada el sabor de este y por qué le divierte. Sin embargo, de seguro aun tienes la duda de si esto a la larga podría resultar perjudicial para la salud del canino y si se debes dejar que lo haga libremente o no.

Pues te informamos que en general es una actitud que se debe permitir, no debemos reprimirle ese comportamiento, sin embargo, debes estar muy pendiente del pasto que coma y si lo deseas acude al veterinario para que examine a tu perro propiamente. Pero desde ahora puedes:

  • Controlar totalmente esta ingesta. No permitas que coma pasto que haya sido rociado con algún pesticida o fertilizante que pueda ser perjudicial, por ejemplo, el pasto de los parques por lo general es tratado con pesticidas que podrían causar una intoxicación en el perro.
  • Si tienes un jardín y utilizas pesticidas, procura comprar uno que sea seguro de usar si tienes mascotas en casa, esta información la encontrarás en las etiquetas de los frascos.
  • Por otro lado, si lo llevas a algún campo abierto, de esos que se caracterizan por ser muy naturales, debes saber que muchas veces estos contienen parásitos que pueden ser perjudiciales para tu canino si las llega a consumir.

Así que ya lo sabes, no siempre debes preocuparte por las cosas que hagan tus peludos amigos, en su mayoría son instintos de su naturaleza.