Saltar al contenido

7 Errores más Comunes a la Hora de Alimentar a tu Perro

Si tienes una mascota en casa, seguramente te preocupa que cuente con una correcta alimentación para que crezca o se mantenga sano y fuerte. Sin embargo, pudieras estar cometiendo ciertos errores a la hora de alimentar a tu perro, por lo que te mencionamos esas equivocaciones más comunes y la manera ideal de mantener a ese amigo peludo con una buena salud.

7 Errores al alimentar a tu perro ¿Los sabías?

Dejar las raciones de comida al aire libre 

Como es una mascota, no siempre nos fijamos en este aspecto, siendo un error muy grave pues la comida puede perder su textura original haciendo que tu perro no quiera comerla luego. 

Otro inconveniente de dejar la comida a la intemperie es que estará propensa a absorber bacterias, mismas que cumplen con la función de descomponer los alimentos de forma natural, pero en este caso puede ocurrir de manera acelerada si dejas por mucho tiempo la comida así. Por lo que tu perro estará comiendo comida descompuesta e incluso pudiera llegar a enfermarse.

Dejar los alimentos del perro al aire libre

Así que para evitar que se enferme o no obtenga los nutrientes necesarios, conviene no solo evitar dejar la comida del perro al aire libre, sino que también tendrás que utilizar bolsas o recipientes que puedan mantener más fresco el alimento por un tiempo prolongado. ¡Todo recipiente que uses debe ser hermético y estar bien sellado!

Que permanezca la comida en el plato por mucho tiempo

Por el ajetreo diario que llevamos, la mayoría de las veces preferimos llenar el platillo de nuestros perros para que todo el día tenga su alimento si lo desea, incluso en ciertos casos colocamos las porciones justas que necesitan pero por no tener hambre o porque no le gusta el alimento termina sin ser ingerido, dejando la comida bastante tiempo.

Este resulta ser un error común y puede perjudicar no solo a tu mascota sino también a tu hogar, pues esta comida atraerá insectos, plagas o incluso roedores indeseados que pueden enfermar a tu perro y ensuciar o poner en mal estado tu casa. Además a tu perro puede que no le apetezca la comida si utilizas este método de alimentación.

Así que lo que puedes hacer es colocarle su alimento, esperar un período de 3 horas aproximadamente pues luego de ese tiempo probablemente no quiero comer más, así que retíralo y guarda en una bolsa que sea hermética para que no se dañe o de acuerdo a la descomposición deshazte de ella.

Dejar la comida del perro en el plato

Mala higiene del comedero de tu perro

Cómo normalmente colocamos la misma comida y son granitos secos, no nos percatamos de que el recipiente puede almacenar suciedad, incluso baba de tu perro o demás agentes externos. Siendo este comedero o envase con mala higiene lo que puede perjudicar a largo plazo la salud de tu mascota.

Así que procura limpiar una vez a la semana toda el área donde come tu perro, incluyendo su comedero y su taza de agua, cuidando también los productos que utilices para la limpieza que no causen reacciones adversas en tu mascota. Y de ser posible no utilices tazones de plástico para su alimentación pues estos pueden almacenar más bacterias que materiales como el acero inoxidable.

No lavar el plato del perro después de haber comido

No saber cuando caducan los alimentos

Puede que nunca nos hayamos percatado de este aspecto, pues simplemente vamos a comprar una bolsa de alimentos para nuestra mascota y cuando se gasta esta vamos por otra. Argumentando que esta comida no solo tarda más tiempo en  descomponerse que los productos humanos, sino que también puede que no se dañen nunca con el tiempo. Pero nada más lejos de la realidad.

Desconocimiento de la fecha de caducidad de la comida

Si se da comida descompuesta o caduca a un perro, este podría pasar una gran temporada enfermo del estómago, lo que podría traer consigo su inevitable deceso en el presunto caso de que no se pueda tratar correctamente el padecimiento canino. ¡Ten especial cuidado cuando le das alimentos enlatados a tu mascota! Así que verifica el empaque no solo al tener tiempo con este en casa, sino al momento de comprarlo.

Darle de nuestra comida al perro 

Aunque muchas veces suplican por nuestros platillos de comida, no cedas por ningún motivo, pues no les estarás haciendo ningún bien, pues pudiéramos estar causándole un mal en su pequeño organismo. Ya que los alimentos que consumimos contienen azúcar, sal y otros aditivos que pueden ser tóxicos para nuestra mascotas, incluso afectarles en el olfato y en su sistema digestivo. Así que mejor limita su ingesta de comida a la recomendada de acuerdo a su raza y tamaño.

Darle de nuestra comida al perro 

No establecer un horario para alimentarlo

Dejar que nuestra mascota coma cuando le plazca puede causar un desorden grave en su organismo y en ocasiones obesidad o sobre peso, además que se alimente a todas horas significa dejar la comida por más tiempo en su comedero y ya vimos lo mal que puede resultar esto.

Por lo que si no cuentas con el tiempo para darle sus porciones de comida en los horarios correspondientes lo mejor será que optes por un dispensador de alimentos, que mantendrá en óptimas condiciones sus porciones y podrá alimentarse sin excesos.

dispensador para perros

Cuidado con las recompensas

Aunque es bueno premiar a nuestra mascota de vez en cuanto, no puede convertirse en un hábito ya que las galletas o snacks que le proporcionemos jamás suplirán todos los nutrientes que un perro necesita para estar completamente sano. Además si no controlamos su ingesta, poco a poco aborrecerá o rechazará su principal fuente de alimentación.

Cuidado con las recompensas

Cómo alimentar a tu perro correctamente 

  • Trata de que la ración diaria sea la más adecuada a su edad, peso y raza. Así que puedes preguntarle al veterinario qué tanta cantidad de comida debe ingerir tu mascota al día.
  • Si cuentas con un solo perro en casa, evita comprar grandes lote de comida, ya que la misma, aunque económica, puede dañarse más rápido y a medida que este alimento es expuesto al clima, la humedad y al polvo se deteriorará.
  • Evita darle desperdicios o restos de comida al perro, ya que los mismos son malos para su salud (pese a lo mucho que le puedan gustar).
  • Trata de recompensar su esfuerzo y trabajo con galletas o cualquier bocadillo para tu perro. Siendo así, evita en la medida de lo posible ofrecerle o darle cualquier tipo de recompensa porque sí, ya que se acostumbrará a no esforzarse ni comportarse para obtener lo que quiere.
  • Si el veterinario prohíbe tajantemente un determinado alimento, procura no darle del mismo en ningún momento y bajo ninguna condición.
  • Trata de alimentar a tu mascota de forma cotidiana y a horarios determinados, puesto que al pasar mucho tiempo sin comer, las probabilidades de que se ponga agresivo son considerablemente altas.
  • Cuida que los alimentos y su sitio de comer siempre cuenten con la higiene correcta.

Si evitas estos errores y tomas en cuenta la forma correcta de alimentar a tu perro, no cabe duda de que tendrás una mascota saludable y en forma que te acompañará por un muy largo tiempo.